dimarts, 12 de gener de 2010

UN PROFETA ANOMENAT SANTIAGO NIÑO BECERRA

Hola a tothom!!

Aquest matí he escoltat el catedràtic d'economia SANTIAGO NIÑO BECERRA a Catalunya Ràdio i m'ha vingut al cap la frase aquella que diu que ningú és profeta a la seva terra. Aquest home va fer un estudi amb un company de L'IQS ( Lucinio González Sabaté) que es va publicar el gener de 2006 basat en l'observació del PIB dels darres 60 anys i preveia una crisi pel 2010 molt semblant al famós crack del 29 a USA.

En aquells moments jo estava a COM RÀDIO al capdavant de SERENDÍPIA i em va interessar molt tot el que deia aquest PROFETA ECONÒMIC. El vaig convidar i tot el que em va explicar en aquella entrevista ( de la qual en vaig predre bones notes) s'ha anat complint fil per randa.

Llavors, com a tot bon PROFETA, se'l va titllar de visionari alarmista, de boig, d'incendiari... vaja, de tot menys guapo. I el temps, com sempre, ho ha posat tot al seu lloc i li ha anat donant la raó.
Avui SANTIAGO NIÑO BECERRA té una agenda que no se l'acaba, tothom el convida als seus programes i el seu rostre de professor d'universitat del segle XIX s'ha fet més que popular.




No vull ser agorera però el llibre d'aquest PROFETA es diu EL CRASH DEL 2010, o sigui que tot just comença el calvari que no s'acabarà del tot fins el 2018.

Aquí us passo un article del mateix SANTIAGO NIÑO BECERRA explicant la seva tesi, al final hi ha un toc d'optimisme no excempt d'una bona dosi d'humor negre... Per cert, l'article és de l'11 de gener de 2006!!!




El crash de 2010



Santiago Niño Becerra




Sí, sí, han leído bien; no se trata de un error: el crash del 2010. El catedrático de Econometría Lucinio González Sabaté de mi misma Facultad y el que esto firma, llevamos varios años estudiando la evolución del PIB del planeta desde 1950.


El resultado de nuestro estudio es demoledor: existe un 20% de probabilidades de que en el 2010 el crecimiento del PIB mundial sea negativo (el 20%, en este caso, es una exageración), lo que desencadenaría una crisis tremebunda. ¿Cómo de tremebunda?, pues la crisis sería de un nivel semejante a la Depresión de los Años Treinta iniciada con el crash de 1929. Y, cómo es eso?, se preguntarán Uds.


Que el PIB del planeta ha crecido en los últimos 55 años es obvio, no obstante, el análisis pormenorizado de la tendencia estadística de las tasas de crecimiento habidas en el planeta en esos 55 años muestra una senda imparablemente decreciente, algo que es inapreciable si tan sólo se contemplan períodos de tiempo breves. Pues bien, con una probabilidad del 20%, en el 2010 el PIB del planeta puede estar creciendo a tasas negativas, NEGATIVAS. Evidentemente, a partir de dicho año la probabilidad de que la crisis estalle, va aumentando.


Hasta aquí, la interpretación de las cifras mostradas por la Econometría, sin embargo, ¿cuál sería el razonamiento económico de esas cifras?.


La esencia del sistema económico sobre la que se sustenta la economía mundial, y aunque parezca lo contrario, lleva sin cambios, prácticamente, desde 1950; cierto que el modelo económico vigente -el modo como el sistema se manifiesta (funciona en un período en concreto)- ha variado, pero no lo ha hecho, en absoluto, la esencia.


Desde el final de la II Guerra Mundial, la generación de PIB se ha sustentado en el endeudamiento, tanto público, como privado; en la creencia de que las reservas de petróleo eran inagotables; en la consideración de que USA iba a absorber todo lo que el planeta produjese y no pudiese ser ‘colocado' en otros lugares; y en la asunción de que el dólar USA era LA moneda.
Hoy sabemos que las reservas de petróleo son finitas, y mucho; pero el petróleo, además de para mover los vehículos que todos utilizamos y las mercancías que todos consumimos, sirve para muchas más cosas, en concreto, interviene en la elaboración de casi 30.000 bienes esenciales, por ejemplo, medicamentos, plásticos y lubricantes.


Por otra parte, el concepto monolítico, duro y cerrado de Estado ha ido evolucionando hacia otro cada vez más light, con menos funciones, entre ellas las económicas y sociales, y esto sucedía a la vez que las fronteras se iban diluyendo y los mercados evolucionando hacia una situación en la que EL MERCADO pasaba a ser el mundo entero; ¿ventajas de algo así?, nos las estado contando hasta la saciedad, pero no el inconveniente: en una situación como esa, es muchísimo más difícil poner frenos a los problemas.
A la vez, a las personas -las físicas y las jurídicas-, se les ha ido permitiendo que fuesen incrementando su nivel de endeudamiento; pero eso, el monto total de la deuda personal, tiene un límite puramente físico, límite que, en requetemuchísimos casos ha sido sobrepasado.


A todo ello añadan que ya en los 80 se puso de manifiesto que incremento del PIB y utilización creciente del factor trabajo habían dejado de estar vinculados; y sumen otras dos cosas: el mayor ahorro de cualquier tipo de factor trabajo y la flexibilidad ilimitada introducida por las TICs, y la posibilidad -aportada por las TICs- de aumentar la productividad de los factores productivos utilizados casi de forma indefinida.
Y, para acabar, metan en el cesto la situación presupuestaria y comercial del país que genera casi el 25% del PIB del planeta y que es el padre de la moneda de referencia mundial: USA.


La última vez que se dio una situación semejante a esta (semejante, no igual) fue en 1929. (Recomendable: lean lo mejor que se ha escrito sobre lo que sucedió en el 29: el estudio de John Kenneth Galbraith, "1929: The Big Crash", en español editado por Ariel). Lo que viene, será semejante, pero con dos grandes diferencias: 1) aquello, por variadas razones, estalló de golpe; la llegada de esto será paulatina: en el 2007 ya empezaremos a intuir cosas, y 2) entonces, la conectividad del sistema era muy reducida; hoy, el nivel de integración de la información es casi total.


Cuantitativamente, la tragedia puede ser mayor, pero, cualitativamente se vivirá menos mal.


Santiago Niño Becerra. Catedrático de Estructura Económica. Facultad de Economía IQS. Universidad Ramon Llull.



2 comentaris:

  1. Els economistes interpreten dades, i ens expliquen el que ha passat fins ara, a partir d'aquest punt ja no es ciència passa a ser ciència ficció.
    Sincerament, espero que no encerti en els seu pronostic, però esta molt ben argumentat, això fa que jo m'el cregui.
    Sort a tots!

    ResponElimina
  2. WWW.INFOCONTINENTAL.COM

    Genial artículo, es bueno que haya personas interesadas en informar sin obtener nada a cambio. Si todos difundimos lo que conocemos puede que algún día consigamos la sociedad que deseamos.

    ResponElimina